Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Nadie nos habla nunca de la soledad de la maternidad, no es algo que todas vivan y no es un tema que todas quieran hablar. Sin duda alguna la maternidad es la experiencia más hermosa que podemos tener como mujeres, es la maxima expresión de amor, milagro y entrega que pueda existir, pero, es en algunos casos una experiencia solitaria.

Muchas veces, al convertirnos en madres, por distintos motivos vamos viendo como nuestro circulo social se reduce o hasta se desaparece, las prioridades cambian y con ello nuestras rutinas, lo que puede alejarnos de esa “Vida social”. En mi caso particular, yo vivía a horas de distancia de mi familia y la de mi esposo, durante el primer mes de nacida de mi hija había muchísima gente en casa apoyando pero al poco tiempo ya solo éramos 3, además, por varias razones de salud de mi hija nuestras salidas fueron muy pocas en esa época.

Al poco tiempo de haber dado a luz yo estaba llena de sentimientos ambiguos, estaba realmente feliz de tener a mi hija pero a su vez me sentía muy cansada y muy sola, creía que no había nadie para apoyarme y a su vez yo misma me alejaba y me volvía cada vez mas ensimismada. Como muchas, en lo que yo llamo “mi afán por cuidar a mi hija y ser la mejor madre posible”, yo también cometí el error de descuidarme física y emocionalmente, y no solo a mí, sino a las pocas pero valiosas personas que si estaban y que si querían apoyar.

Hay quienes hablan de etapas hormonales por las que las mujeres que recién dan a luz pasan, hay quienes lo atribuyen quizás a la inexistente red de apoyo familiar que en mi caso no había por la distancia que nos separaba, cada quien tiene sus propias teorías, incluso yo tengo las mías, hay casos que deben ser realmente atendidos por profesionales y hay casos más sencillos donde basta con pararte, aceptar que ciertamente estás viviendo una etapa difícil pero que seguramente o en la gran mayoría de los casos habrá alguien a quien si puedas acudir, un esposo, una amiga, un familiar que incluso a la distancia al saberse necesitado estará tan pronto como pueda allí para ti.

Particularmente a mi me costo mucho entender mis sentimientos y tomar cartas para poder mejorarlos, ciertamente,  siempre habrán amigos cuyo camino no es compatible con niños, pañaleras y teteros, por lo que terminaran alejándose de tu vida, lo cual esta bien, es natural, es parte de las etapas de cada persona, pero ahora entiendo que también habían personas a las que no supe cuidar, a las que en mi necesidad de cuidar de mi hija y mi familia dejé a un lado sin darme cuenta bien de lo que estaba haciendo.

Desconozco de si es posible evitar este sentimiento de soledad, creería que es una etapa casi natural por la que algunas mujeres pasamos y que cada una debe vivirla a su ritmo y bajo sus propias reglas (como todo en la maternidad). Sin embargo, si tu maternidad como la mía ha sido un camino solitario, te invito a que primero veas bien a tu alrededor, aveces nos abrumamos y no logramos ver las cosas del todo bien, pero sea cual sea tu realidad recuerda que cada día tenemos la oportunidad de cambiar las cosas con nuestros actos y decisiones.

Dicen que la vida es una sola, vivir nuestras propias experiencias bajo ningún motivo nos hace menos o peores madres, nos hace Mujeres!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Madali Cordero

Autor Madali Cordero

Mas posts de Madali Cordero

Deja tu Comentario