Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Llevo semanas sin poder escribir ni aparecer mucho por redes sociales. Hace casi 2 años que decidí hacer un blog de maternidad y soñaba con poder escribir (una de mis profesiones frustradas) y compartir mis historias y pensamientos con otras personas que pudieran hacer empatía con ellas. Pero, en el mundo digital actual te topas con varias realidades que no son sencillas de procesar y que pueden atraparte si no sabes manejarlas.

La primera realidad es que ser blogger, influencer o cualquier otra palabra que defina este nuevo estilo de vida, es una carrera de competencia con todos y contigo mismo. Todos nos deslumbramos por lo que vemos en las redes sociales, todos queremos lo que otros muestran, queremos seguidores, queremos que nos tomen en cuenta y pues eso no es tan sencillo e incluso me atrevería a decir que tampoco es tan agradable. La segunda realidad es que la vida de la mayoría de los que seguimos en redes es tan “perfecta” que comienza a causar envidia y más competencia.

Lo cierto es que entre esas dos realidades me encontré en un momento, mi vida no es perfecta, no soy una mamá perfecta, no tengo una hija perfecta, y de repente, un poco atontada con la realidad virtual, me sentí desencajada, ¿como podía yo soñar con tener un blog, o con que alguien más quisiera seguirme, leer mis experiencias o escucharme por 1 minuto, si yo no tengo la vida perfecta para mostrar? ¿Que pasa si yo no soy como muchas de esas blogger moms? Así que mi creatividad y motivación por mi blog cayeron metros bajo tierra, hasta hoy!

Hoy amanecí con un malestar corporal extraño, sin muchas ganas de nada, más cansada de lo normal, de esos días en los que necesitas comer algo rico y acostarse. Como se supone que estoy a dieta y la verdad la flojera pudo más que yo como para salir a comprarme algo rico, solo me acosté en ese breve lapso en el que ambas niñas están fuera de casa, prendí la tv, puse netflix y le di play a la primera recomendación que apareció. Resultó ser una película romanticona, clásica, típica, de esas en las que las personas se enamoran enseguida, y a pesar de las diferencias sociales y de las mentiras y todo el drama, termina con una boda o con una propuesta de matrimonio. Pero, hubo cosas de la película que me despertaron de mi somnolencia creativa: una relación padre e hija maravillosa, lejos de todo lujo económico, una conexión y amor invaluable, una relación que yo sueño poder tener con mi hija a lo largo del tiempo, y porque no, una esperanza de que más allá de la “perfección” hay sentimientos, valores y experiencias que unen más que el dinero, la apariencia y el poder.

Así que aquí estoy, nuevamente escribiendo. Asumiendo que no soy una mujer perfecta y lo más importante QUE NO NECESITO SER PERFECTA. Lo que sí necesito es poder ser real y vivir cada experiencia al máximo. Algunas personas leerán esto, otras seguirán de largo, a algunas les gustará, otras tantas lo odiaran, pero elijo quedarme con los que pueden ver que detrás de las fotos bonitas que nos gusta mostrar en redes, detrás de lo cuidadoso que suele ser un artículo en sus palabras, hay una mujer, casada, con una hija de 3 años, una hijastra de 10, un hogar, una profesión y si! un blog! Una mujer que no tiene ni idea de como criar a su hija para que obedezca y más importante aún para que sea feliz, cuya faceta culinaria no es la mejor, que es un poco estresada y desorganizada, pero es una mujer que ama intensamente, que llora a mares, y que siente y se esfuerza con todo su ser.

Una mujer que no tiene la autoridad profesional, ni mucho menos, para decir que hacer o no con tu hijo, o con tu pareja, o con tu hogar, pero, una mujer que intenta y cuenta que tan bien o que tan mal han sido sus experiencias, y si algo he aprendido de la maternidad, es que no hay como quien pueda ponerse en tus zapatos por un momento, quien pueda escucharte y hablarte desde su realidad, para hacerte sentir que podemos más de lo que creemos y que si nos equivocamos, no pasa nada, mañana será un nuevo día y trataremos de hacerlo mejor.

Hoy me siento orgullosa de decir que no soy perfecta y tú?? Me acompañas en este imperfecto camino?? va a ser una aventura, pero seguro nos divertiremos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Madali Cordero

Autor Madali Cordero

Mas posts de Madali Cordero

Deja tu Comentario